miércoles, 5 de junio de 2013

Gazpacho de pimientos rojos



Por fin llega el calor, la época de los gazpachos, ensaladas, cremas frías y platos muy ligeros.

Hoy recopilando recetas para ir publicando en verano, me he encontrado con esta que casi tenía olvidada y no por nada, sino que son tantas las recetas veraniegas que cada año voy incorporando a la colección que algunas se quedan al fondo de la carpeta y me olvido de ellas.

Fue mi amiga Pilar, Piluchi, como la llamábamos todos, la que me la enseñó hace ya unos cuantos años, en una época en la que coincidimos viviendo en el mismo lugar y aunque tampoco son demasiados, o sí, que el tiempo pasa volando,  este tipo de gazpacho era todavía algo exótico. 

Hoy en día elaboramos gazpachos con cualquier tipo de ingredientes y todos están buenísimos, pero ya no llaman tanto la atención.

Ingredientes que vamos a necesitar:

1 Kg. de tomates maduros
1 pepino
2 pimientos rojos hermosos de asar, que asamos en el horno
1 cebolleta mediana
1/2 diente de ajo
100 grs. de pan seco
1 huevo duro picado (opcional)
5 cucharadas de AOVE
1 cucharada de vinagre de sidra
un poco de sal.

La elaboración es tan simple como esto:

Lavamos los tomates y los cortamos en trozos. La misma operación con el pepino que previamente le habremos pelado. Troceamos los pimientos rojos asados (Reservamos unas tiras para decoración) y por último la cebolleta.

Mientras tanto ponemos el pan en remojo.

En la batidora ponemos todas las verduras y el medio ajo, lo trituramos bien triturado. Añadimos el pan bien escurrido y volvemos a triturar. Poco a poco, por el bocal de la batidora, vamos añadiendo el aceite de oliva y el vinagre para que emulsione y quede ligado. Añadimos la sal. Probamos y metemos en nevera para que se enfrie.

Se sirve frío pero no helado, porque no se degusta de igual manera el sabor. Decoramos con un hilo de aceite de albahaca.

En cuencos individuales presentamos algunas tiras de pimiento asado y huevo duro picado para que cada uno se sirva lo que le apetezca, como guarnición del gazpacho.


Siento no tener fotos de esta receta, pero es que esa época no hacía fotos de lo que cocinaba.

Al rescatar esta receta del olvido, este verano, haré fotos y la reeditaré, pero mientras tanto he preferido publicarla así para que la podáis hacer ya que el recuerdo que tengo de ella es que estaba muy rica.



Que os guste

Fotos sacadas de internet.

martes, 28 de mayo de 2013

Pollo mamiyaki


 El nombre de esta receta se lo ha inventado mi hijo. 

En el mes de febrero, aprovechando que hacía unos días de calor, planeamos una escapadita a la playa. Allí, además de disfrutar del sol,  de unos estupendos baños en unas magnificas piscinas climatizadas tanto cubiertas como descubiertas, con hamacas climatizadas para no notar frío al salir del agua.




Largos paseos por la orilla del mar y plácidas tardes sentados en animosas terrazas hicieron el resto para disfrutar de unos días de relax.




Además de todo esto disfrutamos de una magnífica cena en el restaurante thailandés del propio hotel, donde degustamos una serie de platos a cual más exquisito y exótico. 


No recuerdo el nombre

pan de gamba

Uno de los que nos cautivó fue su magnífico pollo teriyaki. Tanto tanto nos gustó, que le dijimos al camarero que nos atendió que felicitara al cocinero por su magnífico quehacer y que si no sería mucho pedir que nos explicara como había conseguido esa magnífica mezcla de sabores.

A la mañana siguiente, cuando volvíamos de desayunar nos encontramos debajo de la puerta de nuestra habitación un sobre a nuestro nombre y que contenía los ingredientes utilizados en la elaboración del pollo teriyaki. Pero solo los ingredientes. Ni una palabra de como hacerlo.
De regreso a casa, con los ingredientes que me escribieron y un poco de mi imaginación conseguí una receta sino tan fantástica como la del restaurante, si bastante parecida y apetecible. Como yo por mi cuenta añadí ingredientes nuevos, no podía llamarla pollo teriyaki, pues no lo era, así que mientras lo comíamos empezamos a barajar nombres de como llamar a esta nueva receta hasta que mi hijo dio con el nombre que a todos nos encantó "Pollo mamiyaki". 

Y todo este rollo para contaros como se hace esta simple receta que no tiene nada de particular pero si un sabor novedoso y bastante delicioso.

Ingredientes: (para 4 personas)

3 pechugas de pollo de corral, limpias de grasas y hechas taquitos.
2 pimientos verdes italianos
1/2 pimiento rojo de los gordos (a ser posible entre rojo oscuro y verde)
4 zanahorias medianas
6 champiñones cortados en láminas
1 cebolla o a quien no te guste encontrar trozos de cebolla (a mi), 2 puerros en rodajitas
3 rodajas de piña en su jugo
4 cucharadas soperas, del jugo de la piña
3 cucharadas soperas de soja, a ser posible soja light (tiene mucha menos sal)
1 cucharadita de moka, de sambal (chile picante)
2 cucharadas soperas, de salsa teriyaki
3 cucharadas soperas, de caldo de verduras o de agua

Y ahora vamos a hacerlo:
Esta receta se cocina rapidamente, sin embargo lo que lleva algo mas de tiempo es la preparación.

- Una hora antes ponemos los taquitos de pechuga a macerar en las soja light, mientras preparamos las verduras.

- Todas las verduras a excepción del puerro lo cortamos en bastoncitos.

- En un wok, rehogamos el pollo a fuego fuerte para que coja rápidamente color y lo vamos depositando en un plato, hasta terminar.

- En el mismo wok rehogamos las verduras por separado, empezamos con la cebolla o puerro, en un wok, con aceite de sésamo o de girasol, lo rehogamos tan solo dos minutos, sacamos a un plato.

- A continuación los pimientos, solo 3 minutos. Los sacamos y juntamos con la cebolla.

- La zanahoria, igualmente 3 minutos y se junta en el mismo plato de las verduras.

. Terminamos con los champiñones, un par de minutos y sin sacarlos, añadimos todas las verduras al wok y rehogamos. Añadimos el pollo y reservamos en el fuego pero con el fuego apagado.

En un cuenco, colocamos la salsa teriyaki, el sambal, el caldo de verduras, el jugo de la piña. Lo removemos.

Añadimos los trozos de piña al wok




Y este aliño, ahora con el fuego encendido a temperatura medio, se lo incorporamos al pollo y a las verduras, removemos.




Servimos.



Servimos con un arroz jazmín, que ya en su día os explicamos como hacerlo. Si queréis recordarlo pinchad aqui

Un plato que os recomendamos, está muy rico.





domingo, 26 de mayo de 2013

Merluza en tacos con gulas


Otra receta fácil pero resultona que lo mismo vale para segundo plato de un día de diario o de fiesta,  como para una cena informal con amigos. Queda vistosa y si tienes suerte de "pillar" merluza del Cantábrico, queda espectacular. Nosotros la compramos por recomendación de nuestro pescadero que nos la ofreció y verdaderamente estaba exquisita, la única pega, un poco subida de precio, pero un día es un día y de vez en cuando hay que darse una alegría que no todo va a ser crisis.

Para unos cocineros tan maravillosos como sois todos vosotros casi me da vergüenza contar como lo hicimos, porque la mayoría de vosotros no solo lo sabéis, si no que lo superáis, pero bueno por si acaso llega algún despistadillo, jovenzuelo y con poca experiencia en la cocina, ahí va la receta.

Pedimos al pescadero que nos cortara un trozo de 700 gr. aproximadamente, nosotros éramos 4, nos quitara la espina y la piel y nos lo hiciera tacos.

En casa la lavamos, la secamos y en un bol, la pusimos a macerar en el zumo de un limón durante una hora mínimo o 2 máximo.

Sacamos del bol y secamos, pusimos ligeramente sal por los dos lados, enharinamos y sacudimos la harina sobrante, pasamos por huevo y en una sartén con aceite a punto de humear comenzamos a freír.

Sacamos la primera tanda y pusimos a escurrir en papel absorbente de cocina para que soltara la grasa que había podido coger durante la fritura y justo en ese momento, es cuando me di cuenta de que se me había olvidado sacar fotos. Fui corriendo a por la cámara e hice la primera foto de esta receta, que es la que veis a continuación.




Cuando terminamos de freír los 4 trozos que me qudaban. Hicimos las gulas de la siguiente manera:

Un paquete de 200 gr. Abrimos, lavamos y escurrimos.
Partimos en láminas 4 ajos. (Todo esto lo hizo mi marido, mientras yo freía la merluza). En una cacerola los freímos y los sacamos para que no se nos tostara demasiado y los reservamos.

Añadimos una cayena abierta e incorporamos las gulas, rehogamos un minuto, pusimos un pellizquín de nada de sal, removimos, añadimos las láminas de ajos    reservadas y volvimos a remover.



 Preparamos  la fuente para sacar a la mesa y servimos. Adornamos con unas rodajas de limón y un poco de perejil fresco.

Nos quedó así:


¿Os ha gustado?. Espero que si. 

jueves, 23 de mayo de 2013

Salmón en lomos, a la plancha con sésamo tostado y verduritas


Esta es otra de esas recetas fáciles, fáciles y que para el tabajo que tiene, nada, te queda un plato con una presentación estupenda y un rico sabor.

Nos gusta comer bien y natural, pero tampoco podemos pasarnos el día en la cocina, por mucho que nos guste cocinar y por mucho que nos guste comer. Hay días como hoy, que brilla el sol, el cielo azul, y los árboles en todo el esplendor de su color nos invita a salir a la calle y a disfrutar de todo ello.

Cuando esto ocurre, a partir de ahora, cada día con más frecuencia, hay que preparar comidas facilitas y sanas que te permitan comer bien y al mismo tiempo disfrutar del resto de los placeres que te ofrece la vida.

Esta receta, de lo fácil que es, no necesita siquiera paso a paso. He cogido la idea de una receta que hace tiempo vi en la revista Telva y como a mi me gusta darle mi toque personal, la he elaborado añadiendo y quitando ingredientes. El resultado ha sido el siguiente:

Ingredientes:

Lomos de salmón
sésamo caramelizado
salsa de soja
crema de módena
Verduras:
a elegir, nosotros pusimos, puerro, calabacín y soja y una tira de pimiento rojo asado.

Como lo hicimos:

En una plancha, extendemos con brocha un poco de aceite de oliva y con la misma brocha otra poco de aceite en cada lomo.

Hacemos a la plancha, 2 minutos por un lado, otros dos minutos por el otro. El salmón debe quedar hecho pero ligeramente rosado por dentro porque es como más jugoso y rico está. Ponemos la sal, si tenemos fleur de sel, mejor que mejor, unas pocas escamas.

Cuando está hecho, los ponemos en una fuente y con la brocha de silicona, untamos todo el lomo de salsa de soja.

En una sartén, a fuego bajo hemos tostado el sésamo hasta que se carameliza,  no es necesario poner azúcar y con el fuego bajo se consigue que quede como las almendras garrapiñadas, está riquísimo. 

Colocamos el sésamo por encima de los lomos de salmón que como están impregnados de la soja, se quedan totalmente pegados.

Para la guarnición:

Picamos las verduras en pequeñito, no brunoise, y las rehogamos ligeramente para que queden al dente que es como más ricas están, añadimos la soja (yo puse de lata), si pusiéramos natural, hay que tratarla de distinta manera, no se puede poner directamente. Removemos y en el último momento añadimos una cucharadita de salsa de soja para que se quede de un color oscurito claro.

Emplantamos con un molde cuadrado y terminamos poniendo encima una tira de pimiento rojo, si se tiene asado mejor, si no uno del piquillo adornando.

Colocamos el lomo del salmón

Y con la crema de módena, dejamos caer unas gotas en el plato, extendemos con la brocha, para manchar un poco el plato, ponemos encima un poco del sésamo caramelizado que habíamos reservado y dejamos caer un chorretón finito, a modo decorativo de la crema de módena para terminar de decorar el plato.

Aunque no os lo creaís, he tardado más en escribirlo que en hacerlo.

Ahora a comerlo








lunes, 20 de mayo de 2013

Arroz con gambones, escabeche y alioli


Esta receta ya la hacía mi madre, solo que en vez de gambones, eran gambas para arroz y en vez de las latas de atún en escabeche que venden hoy en día en pack de 3 y que nosotros tanto utilizamos, ponía trozos de bonito en escabeche que vendían en la tienda de variantes y tenían una pinta de aquí te espero. Por eso no era un plato de diario, el escabeche era caro y en mi casa este plato, era un plato de domingo. A todos nos encantaba. Mi madre lo hacía como os voy a contar ahora mismo y nosotros lo hacemos igual solo que con las variaciones que os acabamos de describir.

Por los años 90, descubrimos que el acompañamiento de ali oli con el arroz le daba un sabor que nos gustaba mucho y desde entonces, cuando hacemos arroces con marisco o pescados, no paellas, solemos añadirlo. Pero el falso alioli que es más fácil y se hace con minipimer.

Los ingredientes utilizados son: (para 3 personas)

- 12 gambones
- 2 latas de atún en escabeche
- 1 cebolleta
- 2 ajos
- 2 ramas de perejil
- 2 cucharadas de tomate rallado
- 1 1 cucharadita de pimentón dulce
. 1 papelillo de azafrán
- caldo de cáscaras y cabezas de gambas.
- 1 copita de vino de guisar
- 2 tazas y media de arroz de calasparra
- 1 latita de guisantes

Así lo hicimos:

- Pelamos las gambas y reservamos en un plato las cáscaras de los gambones y las cabezas y en el otro los cuerpos de las gambas.

- En una sartén con una cucharada de aceite, rehogamos las cáscaras y las cabezas, a fuego medio durante 10 minutos y con cuchara de palo, apretamos bien las cabezas para que salga el jugo.



- Añadimos el medio vaso de vino de guisar y subimos el fuego para que se evaporara el alcohol.



- Añadimos agua y una pastilla de caldo de pescado pero si tenemos caldo de verduras mejor, asi no tenemos que añadir pastilla. Yo tenía caldo de verduras y es lo que añadí. Llevamos a ebullición a fuego medio, durante el tiempo que tardamos en, una sartén aparte, en hacer el siguiente sofrito:

- En una cucharada de aceite pusimos la cebolleta picada, más bien triturada con el ajo, a pochar, durante 10 minutos. Añadimos el tomate rallado, removimos y dejamos cocer a fuego flojito durante otros 10 minutos. Añadimos la cucharada de pimentón, removimos.



- Mientras cocía, colocamos el caldo de las cáscaras de los gambones a una cacerola. Para colarlo nos utilizamos un colador y encima del colador una servilleta fina para que no pasara nada de arenilla ni de nada sólido, solo el caldo. Así:



- En el mortero, machacamos el ajo y el perejil, que quedó hecho una pasta y con un poco de caldo de las cáscaras, lo disolvimos y lo echamos a la sartén que estaba con el sofrito.



- Volvimos a remover, tostamos, en el mismo sobre, en una sartén el azafrán y se lo echamos al sofrito. Removimos y añadimos al caldo que acababamos de colar y  al que ya habiamos añadido el sofrito de la sartén.



- Ahora dejamos cocer otros 10 minutos el caldo a fuego medio/bajo.





En una paellera, rehogamos un ajo y añadimos las dos tazas y media de arroz



- Rehogamos y añadimos el caldo bien caliente.



Cuando empezó a hervir, bajamos el fuego y cuando quedabann 5 minutos de cocción, añadimos los guisantes, (una lata pequeña). Pusimos la sal y el zumo de medio limón para que el arroz quedara suelto.




(Tuvimos que cambiar de cacharro porque la paellera con la que habíamos empezado era demasiado grande para el fuego que teníamos y no se nos estaba cociendo bien). Menos mal que fue un acierto cambiarlo.

- A continuación echamos las latas de escabeche y removimos para que quedara integradado.



- Probamos el arroz y como ya estaba casi a punto, añadimos los gambones. Pusimos el fuego al 1 y tapamos la cacerola.

- A los dos minutos, dimos la vuelta a los gambones, apagamos el fuego y dejamos reposar 5 minutos.

Cuando destapamos la olla, pasado ese tiempo, este era el aspecto que tenía



- Servimos y nos sentamos a comer y a disfrutar de este rico arroz que casi fué oficiado como lo hacía mi madre.



Se me olvidaba comentar, que mi marido, (mi pinche), mientras yo estaba con todo este lío de cocina, me preparó un ligero alioli, que no se lo saltaba un gitano de la bueno que estaba.



Uno de mis hijos sin alioli. Nadie dijo ni mu mientras comíamos y bebíamos un fresquito vino blanco, señal de que estaba buenísimo. Bueno miento, de vez en cuando alguien decía, que rico!!, mamuchi, te ha salido fenomenal! y seguían comiendo, jajajaja...


domingo, 19 de mayo de 2013

Premios



En esta semana me han concedido dos premios quiero dar las gracias a las dos personas que me los han concedido. Este primero, ya el cuarto que recibo se lo debe a Carol, del blog, la cocina violeta de Carol. Carol, que la encanta recibir y repartir premios, nos cuenta que cada vez que recibe un premio, se pone a bailar, el baile de la mayonesa, juntando las manos y moviendo el cuerpo de la alegría que la da. Yo la verdad es que cada vez que recibo un premio me hace ilusión, pero me entra el gusanillo de a ver si voy a saber ponerlo en el blog y cumplir los requisitos porque para esto del blog de internet, me se, sota, caballo y rey y todo lo que salga de ahí me pone un tanto nerviosa.

Carol me dice que conteste a unas preguntas. Por esta vez voy a cumplir todos los requisitos, pero para la próxima vez, si es que hay, recibiré el premio con la misma alegría que Carol, solo que sin bailar el famoso baile de la mayonesa, pero me limitaré a dar las gracias y a archivarlo en el apartado premios, y eso si pasarselo a todos mis seguidores, pues para mi todos son merecedores de ellos.

Vamos con las preguntas de Carol:

1. Un plato que no eras capaz de comer de pequeño/a y ahora lo adores

La verdad es que de pequeños, en mi época, no valía el no me gusta, ni no me apetece, había que comerse todo. A mi me repateaba el potaje de cuaresma por el bacalao, y ahora de mayor, aunque sería incapaz de comerme un potaje de cuaresma por lo menos me puedo comer el bacalao, eso si, de buena calidad y bien cocinado.

2. Sin que pequeño electrodoméstico no podrías vivir?.

Como no me gusta nada encontrarme trozos de cebolla en los guisos, creo que para mi es imprescindible, una batidora con su cacharro triturador incluido.

3. Un plato que se te resista a la hora de cocinar?

Llevo ya muchas horas de cocina encima y pocos son los platos que se me resistan, pero para no pecar de inmodestia, creo que para mi hacer una tarta de esas que parecen de pastelería sería bastante complicado, sobre todo por que no tengo mucha experiencia en repostería.

4. Un plato estrella

Un plato estrella, si te refieres a un plato que me guste mucho, pues a ver, me encanta el arroz con bogavante con su alioli de acompañamiento. Si te refieres a un plato estrella porque me salga requetebien, te diré que cualquier carne al horno, la bordo, solomillo, rost beef, stragonoff,  etc....

5. Con que cocinero famoso te gustaría cocinar?.

Sin dudarlo con Arguiñano, tampoco me importaría con José Andrés al que conozco en persona y conocí de jovenzuelo, cuando trabajaba en el jaleo en WDC.

6. Para que famoso te gustaría cocinar?.

Para los mismos que acabo de mencionar

7. Dulce o salado?

Sin dudar, salado

8. Cual es tu pescado favorito?

El pez espada me encanta y el bonito con tomate y pimientos tb.

9. Cual es tu carne favorita?

el solomillo

10. Que te llevó a crear tu blog?

Una historia demasiado largo de contar pero abreviando dire, que la lectura y el seguimiento durante años de otros blogs, y por supuesto mi amor a la cocina.


Este es el otro premio concedido por segunda vez, me lo ha concedido Carmen Gonzalez del blog huevopelao

Agradezco a Carmen el que haya pensado en mi para concederme este premio y la doy las gracias. Me pide que conteste a estas 11 preguntas y allá voy. Después de esta entrada voy a coger complejo de "famosa" con tantas preguntas, jajajaja..


bestblog.jpg

1. ¿Cocina tradicional o de vangurdia? 
Siempre tradicional.2. ¿Cocinar solo o en compañía? 
Durante mucho tiempo he cocinado sola, pero ahora que puedo me encanta hacerlo en compañía de mi marido.3. Número máximo de comensales para los que has cocinado. 
Como normal en fiestas familiares, 16. Pero hubo una época en mi vida que tenía que preparar cenas hasta para 30/40 personas. Por supuesto con ayuda en cocina y en servicio.4. Tu plato favorito.
Uno solo no tengo, pero entre ellos, la paella, bien hecha y de calidad. una pasta italiana o una pizza de una buenísima tratttoria que no son fáciles encontrar en Madrid 
5. El que mas le guste a tus comensales. 
Mis comensales son todos muy educados, jajaja... y les gusta cualquier cosa que prepare. Logicamente cuando tienes invitados siempre intentas preparar lo mejor de lo mejor.6. El que más veces preparas. 
De segundo plato, un solomillo entero al horno, con una buena guarnición original y su salsa, es exito seguro.
7. Di los cinco ingredientes imprescindibles en tu despensa. 
sal, aceite, tomate, huevos, patatas8. Di los cinco ingredientes que nunca estarían en tu cocina. 
ancas de rana, casquería, caza, anguilas, insectos9. Cocinero favorito. 
Soy muy sencilla a la hora de cocinar. Arguiñano me encanta.
10. Restaurante favorito. 
En Madrid, la lista interminable. Me encanta Pedro Larrumbe, al que vamos con cierta frecuencia y el asador donostiarra al que somos asiduos11. Sugerencias para el blog... 
Ilusión y cariño, todo lo que se haga con ilusión y con cariño merece la pena. Me encanta el poder ayudar a otras personas porque siempre hay alguien que aprende algo y te dan las gracias por ello. Ayer sin ir mas lejos, recibi un email, de lo más cariñoso por lo mucho que le estaba aportando mi blog, al ser una cocina tan sencilla y tan bien explicada y sobre todo con ingredientes facilones. Solo con estos mails que recibes de vez en cuando, ya merece la pena. Mientras dure la ilusión habrá blog. Cuando se convierta en rutina  u obligación, lo mejor es cerrarlo y a otra cosa que te ilusione. La vida es ilusión. Si no, estás muerto.

Bueno creo que con esta panzada de respuestas, he cumplido para una temporada, jejeje....

Como se lo tengo que pasar a unos cuantos seguidores. Yo os lo dejo a todos mis seguidores a vuestra dispoisición. Todos os los mereceis. Un besito y os voy a regalar a todos unas flores, que a mi me encantan.



Y además de color rojo, casi, casi, mi color preferido.

Buenas noches a todos

viernes, 17 de mayo de 2013

Cassoulet au confit de canard. Judías blancas con pato confitado


El cassoulet es un plato típico de la cocina del Sur de Francia. Cada región tienen su forma de elaborarlo. En la zona de Toulouse es famoso es cassoulet elaborado con las más famosas todavía salchichas de Toulouse. En la zona del Perigord, su cassoulet se caracteriza por estar elaborado además de con salchichas blancas de la zona con muslos y trozos de pato confitado. En los dos casos, tanto en Toulouse como en Perigord, se elaboran con judías secas blancas características de la zona. Una judía blanca, de tamaño mediano, mantecosa y muy rica, equiparable a nuestra fabe,  para elaborar una rica fabada.



A nosotros nos gusta mucho recorrer el Sur de Francia y explorar lugares de una belleza extraordinaria  que solo descubrimos por los mapas de carreteras.



El verano pasado estuvimos en el Perigord, recorrimos una parte importante de esta región llegando hasta Cahors, otra ciudad que no hay que dejar de visitar si se tiene la suerte de pasar cerca del lugar.

Pero no es de Cahors de lo que queremos hablar en este post, sino de entre los muchos pueblos/ciudades que recorrimos, no podemos escoger uno como el más bonito, porque todos y cada uno de los mismos tienen un encanto especial.



Pero un viaje de este tipo, por muchos lugares que descubras, por muchas iglesias, monumentos, museos, exposiciones, calles, pueblos, parques naturales, castillos, etc... que visites, si no te impregnas de su gastronomía te has dejado algo importante por descubrir.

Además del cassoulet que hemos elaborado este fin de semana, queremos
hablaros de Sarlat, la capital del Perigord, una ciudad medieval donde la gran belleza de sus edificios ha hecho que haya sido clasificada como ciudad de Arte y de Historia. 




Sus callejones medievales, sus grandes plazas, sus magníficos restaurantes, su estupenda gastronomía, quedan ensombrecidas por su maravilloso mercado al aire libre que se celebra una vez a la semana y es el paraiso del buen gourmand y del buen gourmet.







Y como aquí hemos venido a hablar del cassoulet, sin mas preámbulos os cuento la manera tan fácil de como lo hicimos.

Los ingredientes están todos comprados en el Mercado al aire libre de Sarlat, el confit de canard con su grasa y las salchichas, envasadas al vacio.

Las judías blancas, (fabes), un hueso de jamón y un trozo de panceta mas las verduras que lleva, por supuesto españolas, de antes de ayer, compradas en nuestro mercado.

Pusimos las fabes en remojo la noche anterior y al día siguiente las cocimos sin mas con una cebolla partida por la mitad, unos ajos y una hoja de laurel, el hueso de jamón y el trozo de panceta magra. (quiero decir que quitamos la corteza y la grasa).  Olla rápida, dos arandelas, 10 minutos. Bajen las dos arandelas, abrimos la olla y reservamos.

Sacamos de la bolsa, las salchichas y el confit de canard, que viene envuelto en su grasa, retiramos con un tenedor la grasa y la ponemos en una sartén. Reservamos las tajadas y en esa grasa rehogamos la verdura: 1 puerro, 1 zanahoria, 1 rama de apio, cortado en trocitos y lo mantenemos a fuego bajo durante 10 minutos. Añadimos un bote de tomate rallado, (de los pequeños que venden en la zona de las ensaladas) removemos y le añadimos 1/2 cucharada de paprika (pimentón del nuestro) y 1/2 de curcuma. Lo mantenemos otros 10 minutos en el chup chup.

Con dos cazos del caldo de cocer las judías se lo añadimos a las verduras  y lo pasamos por la minipimer.

En una sartén damos una vuelta rápida, por el lado de la piel primero y luego por el otro lado, al confit de canard y las salchichas.

Y ya en una cacerola ponemos las fabes, le añadimos las verduras que hemos pasado por la minipimer, las cubrimos de caldo de haberlas cocido. Incorporamos las tajadas y lo tenemos cociendo a fuego flojo durante 20 minutos. Probamos de sal, que hasta ahora no habíamos puesto nada y añadimos un poco de sal, según gusto.



Servimos caliente y a disfrutar!



La anécdota de esta receta, es que hice todas las fotos del paso a paso con la cámara sin tener la tarjeta puesta, la tarjeta estaba en el ordenador que se me había olvidado quitarla.

Si que es verdad que cada vez que hacía una foto, me salía el mensaje, la cámara no está grabando, y yo para mis adentros decía, que raro, no se porque me sale este mensaje, si yo no estoy grabando solo hago fotos. Hasta que llegó mi marido y le pregunté. Se echó a reir y me dijo: Te voy a dar un disguto, yo: ¿qué? con cara de extrañeza. El: Has hecho todas las fotos sin la tarjeta. Casi me da un ataque!, pero no me dió, jajaja y nos pudimos comer el cassoulet tan ricamente y claro durante la comida mi marido y mi hijo me tomaron el pelo todo lo que quisieron y más.

Y colorin colorado se ha acabado esta receta. Que os guste.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Bacalao skrei rebozado, con salsa wasabi



Los que me seguís desde el principio, a estas alturas ya os habréis dado cuenta que nos gusta la cocina sencilla, con ingredientes de calidad y a ser posible no muy complicada porque somos de la opinión que no es necesario pasarse horas y horas en la cocina para degustar deliciosos platos y al mismo tiempo sanos.

No somos muy de fritos pero de vez en cuando hay que variar y un buen pescado rebozado es delicioso.

Hoy hemos escogido este bacalao fresco, que compramos en la mejor época del bacalao skrei, ya os hablé de este tipo de pescado en esta otra receta mamuchiysusrecetas.blogspot.com.es/2013/02/bacalao-skrei-al-ajo-tostado-con-tomate.html, ya que es por esas fechas cuando se consiguen los mejores ejemplares. Nosotros compramos un bacalao entero y lo mandamos preparar  en trozos y en lomos.

Estos trozos eran los últimos que nos quedaban y hoy de una manera muy facilita, los hemos cocinado, ni mas ni menos que de la forma tradicional del pescado rebozado. Para salirnos de lo normal y darle un toque un poco más sofisticado hemos elaborado una mayonesa de wasabi que maridaba perfectamente y nos ha hecho disfrutar de la sencillez de un bacalao fresco de calidad.

Ahí va la receta.

- Salamos y rebozamos en harina los trozos de bacalao
- Los pasamos por huevo, que se empapen bien, escurrimos 



En una sartén ponemos AOVE y cuando empieza ligeramente a humear, freímos, mantenemos un par de minutos, damos la vuelta y mantenemos un minuto más, sacamos y ponemos sobre papel absorbente.




Cuando ya están todos los trozos fritos y han soltado el aceite sobrante, los pasamos a una fuente. Adornamos con unas rodajas de limón y algo verde, a ser posible perejil, hierbabuena, albahaca, etc.... yo no tenía y he puesto un trocito de "amor de hombre" por aquello de que diera algo de color verde al plato, aunque se que no es lo más adecuado.



Mientras se freía he hecho la salsa wasabi

Tan fácil como poner un par de cucharadas de mayonesa de una buena marca comercial, si os fijáis no solemos poner nunca marcas pero en este caso vamos a hacer una excepción y os vamos a decir que mayonesa hemos utilizado, porque para nosotros es la mejor del mercado, con diferencia, está hecha totalmente con AOVE, la venden en packs pequeños para cosas sencillas como ésta, la marca es Santa Teresa. (Si tengo que hacer mayonesa en cantidad no me gusta la industrial, la hacemos nosotros). Bueno hemos puesto las dos cucharadas de mayonesa en un bol.



Aligeramos con un cuarto del zumo de limón



Removemos hasta que quede totalmente ligado y


añadimos un poquito de wasabi (poco que pica un poco), la cantidad que veis en la foto es la ideal, porque le da un toque picante muy ligero y muy rico.
Removemos y servimos.

El bacalao por si solo buenísimo, con este acompañamiento se convierte en algo distinto, ni mejor ni peor, simplemente distinto como bien digo. Para variar y tener a la familia contenta con cosas nuevas,  está muy bien.

Feliz San Isidro a todos los madrileños.